• Monica Jal - Coach

¿QUÉ SABEMOS DE NUESTRA CRÍTICA INTERIOR?

Updated: Jan 21

La Crítica Interior es tan importante y tan propia de nuestra sociedad que le dedicaré más de un artículo. Empezamos hoy haciendo una aproximación a LA CRÍTICA, llamada por los doctores Stone como "Big Boy".


La llamamos Crítica Interior porque nos critica y nos habla sobre todo lo que hacemos mal, nos dice cosas negativas de nosotros mismos. Tiene la característica de transformar todo lo que hacemos en terrible porque juzga constantemente y con mucha exigencia nuestro comportamiento.


Cuando hablamos de la Crítica Interior, debemos tener en mente que es "la vocecita" que nos critica. Hay que diferenciarla del Juez, que critica los demás.


Muy a menudo no somos conscientes de su existencia porque sus juicios han sido una constante en nuestras vidas desde que éramos niños y por lo tanto lo asumimos como una parte natural de nosotros mismos.


Cuando somos niños integramos las normas sobre cómo debemos sentir, pensar o comportarnos. En el momento en que tenemos una norma con la que nos identificamos, se desarrolla la Crítica Interior. Su trabajo es hacer cumplir esta norma. Trabaja en todas las áreas y tiene la habilidad de ver y magnificar todos nuestros defectos.


Imaginemos que hemos crecido en una familia donde es importante ser agradable. Los hijos serán recompensados ​​con amor, atención y tal vez incluso elogiados cuando se comporten con amabilidad. Serán castigados y por tanto se les retirará el afecto, cuando no sean amables. "Ser agradable" se convierte en una de las normas básicas de la vida. Se convierte en el fundamento de cómo debemos relacionarnos con los demás. Dentro de los parámetros de esta familia, ser agradable ayuda a evitar el dolor y la humillación; gana el amor. No saben que es una norma porque es absolutamente natural para sus miembros. La experiencia marca nuestra manera de relacionarnos con los demás.


A medida que se identifica con esta norma o requisito para vivir, la Crítica Interior realiza su trabajo: hacer cumplir la regla. Si nos comportamos mal o tenemos un mal pensamiento, el trabajo de la Crítica Interior es criticarnos por este comportamiento porque quiere que nos sintamos bien. Nos castiga por desviarnos de cualquiera de las reglas que hemos adoptado como propias: reglas que hemos aprendido de nuestros padres, de la familia, profesores, grupos sociales, de cualquier otra persona o enseñanza que nos impactó al crecer.


Nace muy pronto en nuestras vidas con la intención de protegernos y mantenernos a salvo. Quiere evitarnos la vergüenza y el dolor. Para un niño pequeño es muy doloroso ser castigado dentro de su familia por ser "malo". El Crítico Interior recuerda este dolor. Al criticarnos por un mal comportamiento o pensamiento malo, está intentando ayudarnos a evitar el dolor que sabe que tendremos si actuamos contra estas reglas primarias.

Podemos decir que la Crítica Interior es como un "policía" que te detiene cuando estás violando la ley. Cuanto más importante sea para ti una norma o ley, más fuerte será la Voz Crítica Interior.


Para conocer pues nuestra Crítica Interior, tenemos que empezar a tomar conciencia, a descubrir las reglas / leyes que controlan nuestra vida sin nuestro conocimiento. A medida que descubrimos estas reglas y aprendemos a relativizarlas, entonces la Crítica Interior va perdiendo fuerza.


Si trabajamos para aprender sobre nuestras propias reglas, para separarnos de nuestras voces más desarrolladas y nos esforzamos para desarrollar un Capitán/Capitana Interior consciente, una de las mayores recompensas es el dominio sobre la Crítica Interior.




Son propios de la crítica interior determinados comentarios como:

Tu problema es ....

Eres básicamente horrible, nadie te querrá ayudar

No eres apreciado/a, nadie quisiera ser como tú.

Eres egoísta

Eres débil, quejoso/a, terrible, aburrido/a ....

Pareces un viejo, una vieja.

No tienes talento.

Una de las palabras preferidas es "error".

Y a menudo comienza diciendo: "No deberías ....."

Contacta amb mi

  • Icon Instagram
  • Icon Facebook
  • Icon Twitter
  • Icon Linkedin

© 2020 de Mònica Jal Mora